EN LA DEFENSA D'UNA SANITAT PÚBLICA SOCIALMENT EFICIENT

divendres, 6 de juny de 2014

La ~compra pública innovadora~ un disseny controlat per presions empresarials

Algunas Comunidades Autónomas (Madrid, Galicia, Valencia, etc.) ... están desarrollando proyectos basados en ... compra pública innovadora, siguiendo las estrategias diseñadas desde una Unión Europea controlada por los lobbys de presión empresarial de las multinacionales. 
La llamada compra pública innovadora pretende reforzar el papel de las Administraciones públicas como impulsoras de la Innovación empresarial. La Sanidad Pública financia la investigación y la compra de bienes y servicios novedosos a las empresas privadas. Y por si esto no fuera poco, el sistema público no se reserva los resultados de esta I+D para su uso exclusivo compartiéndolo con las empresas privadas.

Esta generosidad con la industria tecnológica supone que el sistema público renuncia a la investigación en beneficio del sector privado al que proporciona ... centros de salud, trabajadores sanitarios y a los propios enfermos (para por ejemplo ensayos clínicos de los nuevos medicamentos, como ya ocurre en la actualidad).
 .... El negocio para las multinacionales puede ser colosal ya que la licitación pública en la UE representa cerca del 20% de su PIB.
...
En resumen, se pretende fomentar la innovación y la competitividad empresarial utilizando el dinero de la sanidad pública y desarrollar un nuevo modelo asistencial basado en el uso intensivo de las nuevas tecnologías (hegemonizadas por el hospital) para abrir oportunidades de negocio a las multinacionales privadas

Las consecuencias previsibles son: la  descapitalización de la sanidad pública; el saqueo de dinero público por las empresas tecnológicas multinacionales; el  abandono del modelo de salud comunitaria basado en la promoción, la prevención y la Atención Primaria  y la vuelta al modelo hospitalo-céntrico y al uso intensivo de tecnologías, que por su elevado coste no serán accesibles a toda la ciudadanía. http://www.nuevatribuna.es/opinion/autor/000537/manuel-martin-garcia