EN LA DEFENSA D'UNA SANITAT PÚBLICA SOCIALMENT EFICIENT

diumenge, 19 de març de 2017

Les llistes d'espera i un sistema sanitari a dos carrils G. Laguardia/JA Gil de los Santos

 Cal exigir seriositat i rigurositat als governs del sistema sanitari (autonòmics i central) que deixin de fer trampes i utilitzar les llistes d'espera en la propaganda que més interessa en cada moment. Que es preocupin i ocupin de prioritzar amb criteris clínics i socials. Que es donin explicacions i informació adequada primer als pacients, i després al conjunt de la societat. Que no eludeixin el debat seriós ni la transparència. http://ctxt.es/es/20170315/Firmas/11625/sanidad-listas-de-espera-seguros-privados-Gustavo-Laguardia-Juan-Antonio-Gil-de-los-Santos.htm
 .......pequeñas trampas- Lo más básico es no apuntar al paciente. Esto puede requerir la connivencia del médico, claro. Pero cuando se está jugando su productividad variable,.... Y cuando está cerca la fecha en que puede ser operado, se le inscribe y se le opera. Oficialmente es un paciente operado tras una corta demora, lo que además contribuye a mejorar la media, que es el dato que se contabiliza.
- Inscribir al paciente cuando se le cita para el estudio preanestésico, o cuando lo supera. Una variante de la anterior que no necesita la connivencia del médico.....
- Ofrecer al paciente ser operado en un centro concertado, y si dice que no, pierde el tiempo de garantía, que es quedarse estancado en la lista.
- Ingeniería contable institucional: nada de número de pacientes por tramos de días de espera. Se usan las medias (demora media). Esto se puede combinar con agregar los datos a nivel provincial, o de toda la Comunidad Autónoma. O fragmentarlo parcialmente por especialidad, evitando las de peores resultados. Si además se combina con pacientes que deberían ser contabilizados como operados de urgencia, las medias mejoran espectacularmente.
- Suspensiones temporales de la indicación de los pacientes que más tiempo llevan esperando. Cuando pasa la fecha de declarar los datos, se les vuelve a “activar”.
- Documento de registro de la inscripción al cajón, a hibernar un tiempo. Si el paciente se queja, se saca del cajón y se registra. Se pueden ganar unas semanas.
- Pacientes que “viajan” de una lista a otra (por ejemplo, de un hospital público a un centro concertado, y en el camino se quedan en el limbo y no se contabilizan en el momento del corte, que todos los gestores saben cuándo se producirá).....