EN LA DEFENSA D'UNA SANITAT PÚBLICA SOCIALMENT EFICIENT

dilluns, 5 de desembre de 2016

La salut té més problemes socials que sanitaris Informe SESPAS 2016


ACDSP (Comentario) Valorem positivament aquet informe i la seva difusió. No podem però deixar de comentar l'afirmació "Aún no descartamos posibles secuelas tras tantos recortes, pero el sistema sanitario ha superado un duro test de estrés. Es lo suficientemente robusto como para soportar años de tensiones" com expresió d'un desitg sense una base sòlida. Caldrà esperar l'any 2018 per a confirmar-lo
.... ..Riesgo latente  Cuando Sespas presentó su anterior informe, en 2014 (lo hace cada dos años), las perspectivas no eran nada halagüeñas. Las conclusiones hacían entonces hincapié en que la crisis y los ajustes económicos y sociosanitarios estaban dañando la salud de diversos colectivos (menores en entornos de pobreza, inmigrantes, parados y mayores). Pasados dos años, estos colectivos siguen en riesgo socioeconómico, pero las sensaciones parecen ser menos negativas y el riesgo no tiende a generalizarse.
En todo caso, la presidenta de Sespas señala hacia una de las ideas que sobrevuelan los resultados del informe: "Los problemas de salud son más de origen social que sanitario". Estilos de vida, pobreza, exclusión, determinantes sociales... definen más la salud de los españoles que la influencia del sistema sanitario, concluye González.
Los abordajes en salud pública necesitan homogeneidad, y que el sistema asistencial ha sufrido por la restricción del gasto en los últimos años, dejando al profesional en situación comprometida".... 
Joan Ramón Villalbí, responsable de Calidad y procesos en la Agencia de Salud Pública de Barcelona y uno de los autores del informe, coincide con González en la necesidad de pasar de las palabras a los hechos, analizando iniciativas locales, nacionales e internacionales que puedan generalizarse en el SNS: "Una vez demostrado el valor, claro", matiza, dando especial importancia a la evaluación. Ha habido iniciativas puntuales en biomonitorización de contaminantes y tóxicos químicos, pero no se han extendido, España necesita un sistema nacional de vigilancia y seguimiento"
Homogeneizar
Villalbí admite que los abordajes en salud pública necesitan homogeneidad en España, y que el sistema asistencial ha sufrido por la restricción del gasto en los últimos años, dejando a los profesionales en situación comprometida.
Igual que sucedía con el informe de hace dos años, Sespas apunta hacia el consumo de tabaco y alcohol y las cifras de obesidad como grandes problemas, y se refiere a la importancia de indicadores quizá poco valorados, como la calidad del agua -"en pocos años se ha mejorado mucho, algo vital para la salud pública"- y la biomonitorización de contaminantes y tóxicos -"en España se hace puntualmente, pero hace falta extender un sistema nacional de biomonitorización-.
En 2018, cuando se presente el próximo informe, podría verse hasta qué punto el efecto latente de la crisis muestra (mucho, poco, nada...) sus consecuencias.